Follow by Email

martes, 21 de febrero de 2012

CARTA A MI HERMANO FALLECIDO


Te fuiste de este mundo sin decir adiós a tus seres queridos,
dejando un vacio inmenso en el corazón de muchas personas.

Hoy, desde donde estés, se que el cielo es tu morada eterna
la muerte es así, intempestiva, espontánea, certera
la vida es así, bella, mágica, efímera.



Tu sonrisa será la compañía ideal para Dios
tu encanto la llave al paraíso
tu mirada la luz que alumbre en medio de la oscuridad.

Descansa en paz en medio de jazmines, claveles y rosas
aguarda que lleguemos a hacerte compañía
porque está demostrado que la vida es pasajera
pero la recompensa después de esta vida es infinita.

Disfruta tu estadía rodeada de ángeles, nubes blancas como la nieve
y la inigualable compañía del dios todopoderoso
algún día, muy pronto, estaremos todos juntos.

Autor: Ramiro Celis